Acciones lúdicas y deportivas de no violencia para nuevas generaciones como herramienta de construcción para la paz

Imagen columnista: 
POR

Oscar Rondón
Region: 
Barrancabermeja, Santander
Sáb, 31/10/2015 - 14:28

No hay camino para la paz, la paz es el camino

 (Gandhi) . Esta  célebre  frase es el eco  de una esperanza que hoy  habita en  una   nueva generación  de hombres  y mujeres  que  a  diario tejen sus ideas  con una  fe inquebrantable  en despertar  de  la oscura  pesadilla  que  marcó  la violencia  en   nuestros   territorios, sin embargo una  nueva generación de  hijos, hijas, madres  y padres recordamos en la memoria con tristeza  el  terror  del ayer, pero  con el  corazón y el alma  en el presente, de una  paz  estable y duradera, esta  es nuestra  más  infranqueable fortaleza y la  más insigne bandera que erigimos como  manifiesto por la paz.   

Actividades deportivas y lúdicas en todas sus variedades, son mecanismos  que desarrollan un papel significativo en la  cultura deportiva  de la sociedad colombiana, desde muchas generaciones atrás los deportistas han marcado hitos importantes en  la historia de vida  de los colombianos y son esas  acciones  legendarias o  hazañas increíbles las que han  educado a  nuestros hijos  en lograr  lo imposible en  alcanzar  las metas  más lejanas y distantes, cautivando la imaginación colectiva de medallistas  y grandes  campeones, que  retan  al   destino  para  probar   su valor ante las más difíciles  adversidades.

Es  por esto que la apuesta para implementar iniciativas lúdicas y deportivas que fomenten acciones  de no violencia  en  comunidades víctimas del conflicto armado, pueden transformador  la  visión de vida en niños  y  jóvenes que siembren en nuestros territorios la expectativa  de  una  paz integral con  derechos y garantías eficientes para  sus  comunidades y familias,  de  manera   que  la conciliación y el dialogo sea fundamental  en  la solución de conflictos  y problemas en  sus territorios sin  acudir a  la violencia como método de satisfacción o venganza.    

Colombia  se ha convertido en un escenario de participación  potencial y regional de deportes, atrayendo nuevas disciplinas deportivas como el ultímate frisbee, esto ha estimulado a muchos deportistas para que sean conductores de  vínculos  que fomenten  la unión social y sean promotores de paz, pese a que en medio del conflicto armado más profundo de la historia colombiana, hoy existe una sociedad pérdida y devastada  por la guerra, sin embargo soñamos alcanzar  la cumbre más  grande para todos los colombianos, escribir  con nuestro  esfuerzo  y sacrificio  el  fin del conflicto y lograr la firma  por la paz.

El trabajo  en equipo es esencial por lo tanto un conjunto de actividades basadas en el ultímate frisbee caracterizaran un enfoque más amplio, para estos representantes sociales que contribuyan a mejorar la vida digna de víctimas, disminuyendo su   condición  de vulnerabilidad  en especial niños, jóvenes y sus familias. Algunos en esta visión también contribuyen a  muchas comunidades en toda Colombia en especial en aquellos que han sido severamente asilados y separados de sus derechos   fundamentales, específicamente de los que gozan en especial protección la infancia y la  adolescencia que por casusa de la violencia y el conflicto  armado ha borrado por completo de la memoria cualquier expectativa de  vida digna.

Ahora promover la paz y la reconciliación, es una estrategia  transversal  para  fortalecer  a nuestra generaciones  más  jóvenes, por lo tanto  el país demanda  más que una expectativa, exige  hoy una realidad   para un proceso de paz  que lleve  en sí  mismo el  nombre  de  todas  sus víctimas que  haga  memoria  de aquellos  que  un día salieron de sus hogares por la fuerza y nunca más volvieron,  para  que nunca   más se  escuche el disparo de un arma y  podamos  compartir un grito de  gol, así cambiando  el  llanto y lágrimas, por fraternidad en lazos de hermandad.

Esto podría ser una realidad mediante la cooperación de la comunidad internacional  que no desconoce este propósito aludiendo el manifiesto en apoyo de la paz en Colombia, esta iniciativa internacional le brinda  a los diálogos de paz  en La Habana  un  carácter de fuerza  vinculante  para que entendamos   que  este  empuje  por la paz  es un  acto irreversible  para  el fin del conflicto armado en Colombia.

Acciones conjuntas e inter sectoriales  en este ámbito  pueden fortalecer estructuras  no gubernamentales, en cooperación internacional fomentando iniciativas  deportivas enlazando actividades diplomáticas  con agencias  internacionales que  fomenten y estimulen  el deporte  colombiano, para  ello  es  necesario el apoyo comunicativo y participativo de agencias no gubernamentales, que apoyen  el deporte para  promover Acciones lúdicas y deportivas  de no violencia, para nuevas  generaciones como herramienta  de  construcción para la paz, recordando así  experiencias vivas  de un ayer  que  nunca más  regrese a nuestros territorios y  ver   el  fruto de estas conversaciones como la huella imborrable  que marco el corazón  de  todos los colombianos, para  vivir  cada vida arrebatada por la guerra  en  la  ferviente sangre  de  nuevas generaciones constructoras por la paz.

Oscar Rondón

Añadir nuevo comentario

Artículos Relacionados

Por:
Paula Gabriela Torres

La paz empieza por casa

Allá en nuestro dulce hogar,

La guerra

Por:
Carlos Mendoza Soto

La red opina

Envíe su columna.